Propuesta Pedagógica – La construcción en primaria

LA CONSTRUCCIÓN EN PRIMARIA

Los niños en sus primeros siete años de vida construyen su cuerpo. A los seis años, todavía les resultan extrañas las ideas de tiempo y espacio tal como las conocen los adultos. En tercer año, comienzan a experimentar el tiempo y espacio aproximándose a la vivencia del adulto. El niño de 8, 9 años toma consciencia de su cuerpo, vivencia su corporalidad, nace un mundo interior. El yo es el arquitecto del cuerpo, de esta forma, construir una casa aporta en el desarrollo de estas nuevas vivencias.

La mayoría ha jugado a construir su propia casita durante la infancia. Lo que nosotros ofrecemos, es acompañar este proceso de construcción, aportando las técnicas necesarias para llegar a un buen fin. El barro, en sus diferentes posibilidades constructivas, es un material que los niños ya conocen y pueden manejar. Esto hace que el proceso de construcción sea mucho más activo para ellos que con cualquier otro material. La observación está presente, pero depende de su trabajo directo levantar las paredes y revocarlas.

Este tipo de actividades, no solo aportan al desarrollo individual del niño, sino también a la construcción del grado, al trabajo colectivo entre niños y padres. Es que es desde el trabajo social, que el niño incorpora nuevas herramientas. Es una actividad grupal, en el que depende del trabajo activo de cada uno, de niños, padres y maestros, con un fin tangible, práctico y funcional.

Cada maestra o maestro deberá evaluar las posibilidades de construir de su año, en cuanto a espacio, necesidades y demás. Nosotros podemos participar del modo que lo soliciten, desde ver qué es lo mejor para construir en su situación, hasta simplemente asesorar técnicamente a lo que ya hayan ideado.

Para conocer más pueden leer sobre la experiencia que llevamos a cabo con el Colegio Rudolf Steiner en la Asociación Civil CultivArte.

Ver también Arquitectura en la secundaria.

Info de Sitio

En Xilema, buscamos por medio de la arquitectura reencontrar el vinculo entre el ser y el estar. Construyendo, no solo habitats, sino también contribuyendo a la difusión de nuevas y antiguas formas de construir.

Agradecimientos

A nuestras familias, tanto sanguíneas, como de la vida.